pkuy

Oscar Sanchez - España


OSC

Preséntate, ¿cuánto tiempo llevas entrenando?, ¿de dónde eres?, ¿formas parte de algún grupo?, ¿cómo conociste el Parkour?...
Buenas, me llamo Óscar Sánchez Castellón (“OSC” como nombre artístico) y llevo entrenando Parkour desde hace 6 años aproximadamente. Vivo en Alicante ciudad, y formo parte del grupo BTT (Born To Trace), cuyos integrantes viven en Barcelona, pero bueno, entreno allí siempre que son vacaciones.

¿Cuál es tu visión del Parkour?
En general, pienso que el Parkour es una excelente disciplina, un camino de aprendizaje espiritual y físico que cada uno se toma a su ritmo; una vía de escape de la monótona rutina instaurada en la sociedad que hay por todo el mundo;  como la pieza  que motiva a seguir avanzando y construyendo el puzzle, para finalmente conocerse a uno mismo. Lo destacaría por la autoconfianza y la autosuperación que transmite y enseña (claro está que cada uno se lo toma más o menos serio, y esta visión varía muchísimo según la persona; ante todo, tolerancia a las demás opiniones).

Pero, personalmente, aunque la respuesta esté muy vista: Parkour es mi vida, quizá no en su totalidad, pero desde hace 5 años conforma el 90% de mí. Es el motivo por el cuál soy como soy ahora; y me produce una satisfacción conmigo mismo muy fuerte, hace sentirme realizado. Tendría que agradecer a todo aquel que ayudó a impulsar esta disciplina, ya que hicieron posible este tipo de vida que me encanta, que me hace sentir a gusto. Es muy gratificante, algo que pocas actividades consiguen producir mental y físicamente.

Habría que destacar que cada uno lo ve de una forma distinta, le ayuda o no, e incluso le afecta o no; muchos se frustran. Y es que tendríamos que olvidarnos de las etiquetas y estereotipos para empezar a disfrutar del movimiento de verdad, por poco que sea; recordar que principalmente es un entrenamiento físico y sobretodo mental, una filosofía: constancia.

¿Cómo son tus entrenamientos?

Hoy en día, depende. Generalmente, siempre entreno moviéndome. Haciendo recorridos. Acostumbrarse a hacer los movimientos básicos para que salgan solos, sin más, sin pensar, en cualquier sitio, improvisar; el cuerpo lo aprende de tanto entrenarlo anteriormente. Para mí es muy importante conseguir soltura en los movimientos, principalmente; y la constancia y la paciencia son las mejores herramientas para ello.

Hacer repeticiones es un principio básico (de todo movimiento, claro), y si son saltos (brazo, precisión, vuelta de brazo, distensión,…) que sean de tal tamaño que se puedan hacer fácilmente, para no peligrar, y así practicar y mejorar el gesto del movimiento.

En la parte física nunca me he centrado como “se debería”, sé  que no le dedico mucho tiempo aunque se necesita una base física de resistencia, fuerza y flexibilidad que hay que entrenar también. Para lo que estoy acostumbrado a hacer, no lo tomo como una necesidad (cada uno que se mire y recapacite si está preparado o no para todo lo que hace o se propone).

¿Cómo ha sido tu evolución desde que empezaste hasta ahora?
Bueno, prácticamente a mejor, obviamente. Si echo la vista atrás, veo al chico de 13 años haciendo sólo saltos de fondo, buscando muros cada vez más altos para saltar, y también haciendo un par de movimientos simples en bancos y vallas de un parque de mi barrio.

Sobre el año y medio ya llevaba una carga en las rodillas que aún se me resiente por culpa de hacer tantos fondos sin tener ningún tipo de base técnica ni física. Después de fijarme, antes de matarme o destrozarme, decidí dedicarme a lo que, por mi parte, veía más importante: los recorridos y la facilidad en el movimiento. Me dediqué a hacer movimientos básicos, sin pensar en la perfección, simplemente porque resultaría ser lo más útil, lo más eficiente, lo más sencillo de practicar y a la vez complejo de dominar. Personalmente, practicar tanto el movimiento me proporciona resistencia, movilidad, agilidad y técnica (más útil y eficiente que saltos enormes, aunque no les quito mérito). 

Desde mi punto de vista, gracias a una base así, es posible: mejorar todos los demás saltos más fácilmente; expandir la originalidad (en cuanto a que cada uno tiene una forma de ver el entorno y de usarlo); y conforma el principio desde el cual parten la mayoría de los demás movimientos.

¿Hay a algo que le des más importancia en tu Parkour?
Sí, por supuesto, como he dicho antes, los recorridos. Soy muy de ponerme música y ponerme a correr y conforme me cruce con obstáculos, dejar que la mente improvise y que el cuerpo reaccione solo. Es realmente gratificante pararse a recuperar el aire y no recordar dónde ni cómo empecé.

¿Tienes alguna referencia en esta disciplina?
Podría decirse que empecé tras ver “Yamakasi” o vídeos por YouTube, pero la verdad es que desde pequeño me dio por saltar en los árboles que me encontraba, bancos e incluso muros, porque sí. Hace 6 años, simplemente me crucé a unos chavales en un parque de mi barrio que estaban saltando, me chocó la imagen de verlos, me gustó lo que veía, salté con ellos como quien juega a los tazos, y me  fui; meses después me enteré que eso que hacía de saltar tenía un nombre: “Parkour”. Y desde entonces me puse a buscar vídeos de David Belle, Dvinsk Clan (Oleg Vorslav) y algunos de mi ciudad.

Ahora me guío más por lo que me apetece hacer, que por lo que otros dicen que debería hacer.



¿Cómo ves el panorama nacional?
Creo que si generalizamos, el panorama nacional está bastante bien, no hay mucho loco suelto ni muy desinformados (por así decirlo). Habrá algunos casos puntuales, sí, pero como en todo y desde siempre.

El único problema que es y será difícil de arrancar de todas las cabezas, es la idea de quién es bueno y quién más aún (aunque se hable de esto inofensivamente, ya es un síntoma de competición). También es una pena que la gente haga diferencias entre unos y otros, los cataloguen y exista como una jerarquía, dependiendo del grupo al que pertenezcas. Es una pena que la gente haga preguntas como “¿Tú eres de tal grupo o de tal otro?” o “¿Este salto es difícil, se llega fácil?”, cuando la respuesta no aporta NADA a su progresión, casi que los estanca. 

¿Y el internacional?
Bueno, fuera de aquí se ofrecen muchas más posibilidades, de gente que vive del Parkour o ciudades que tienen Parkour-Parks e incluso gimnasios. También que es perfectamente notable que en cada país hay como un “estilo destacable” que los diferencia, y eso me gusta; se puede aprender de todo el mundo cosas muy diferentes y eso ayuda mucho al progreso. Por otra parte, en el resto de Europa  se viaja más, ya sea al extranjero, pueblos o ciudades cercanas; y eso se nota.

Eso sí, me inclino más al Parkour que se hace en Francia, simplemente por lo que he visto  me gusta más.

¿Qué opinión tienes del pasado del Parkour/Freerunning/add y cuál crees que será el futuro?
Uy! Esto es realmente complicado de responder porque sobre el pasado y futuro del Parkour se podrían decir tantas cosas, es muy subjetivo, está siempre la opinión de hoy y la de mañana, muy diferentes a las de ayer y a las de otras personas. 

Creo que… Simplemente todo cambia, unos dicen que a mejor y otros que a peor; pienso que cambia, quizá hasta el punto de hablar de evolución, pero nada más.

Hace poco publicaste un vídeo y un texto haciendo mención al tema de la moda y la poca personalidad de mucha de la gente que empieza a entrenar y solo se guían por lo estético o lo “famoso”. ¿Cómo llega hasta ti esa preocupación?
Sinceramente, no es ni una preocupación. La gente es libre de hacer lo que quiera; mi molestia va dirigida a la falta de actitud, carencia de personalidad, ante el hecho de que ni siquiera la gente admite que viste como viste por moda, porque lo llevan unos cuántos y ellos no pueden ser menos.

Antes de hacer ese vídeo, ya se difundió la moda de los pantalones anchos, entonces comenzó la de los colores, luego las gorras, pañuelos, y demás “estorbos”. Y por mí genial que la gente se ponga lo que quiera, ellos mismos se obstaculizarán si se da el caso;  falta de mentalidad, que algunos se dignan a comprarse cosas antes de valerse por sí mismos.  La diferencia nace ya del pensamiento, y el principal problema es que la mayoría (no sólo recién llegados) están pensando en los complementos como algo primordial. Y eso, para mí, es una pena.



¿Qué opinas de las distintas reacciones?

Obviamente iba a haber quién se ofendería, pero ya estaba convencido de que tras colgar el vídeo, iba incluso a recibir “enemigos”. Hay quién niega todo lo dicho y representado en aquél vídeo, pues bien, no esperaba aplausos. Al contrario, opino que la gente debería centrarse en ellos mismos (más aún/de nuevo).

No soy nadie para obligar a la gente a pensar como yo; incito a ver como está el panorama, algo que por mucha opinión que se tenga, está ahí, y por desgracia, es éste, de mucha moda y pocos conceptos.

¿Cómo crees que fue acogido dentro del panorama?

¿Dentro? La verdad, no lo sé. Diría que bien, diría que mal, puede que ayudara incluso. Pero no he ido uno por uno preguntando qué les había parecido. Ni me lo planteo.

¿Crees que ha servido de algo el mensaje?
¡A saber! Quiénes pensaban y piensan igual, no dicen nada porque no hay nada que añadir, está todo tal cual; y los que se ofendieron (si los hay) habiendo entendido bien el mensaje, no hablarían tampoco ya que se darían por aludidos.

Sólo sé de 4 ó 5 casos de personas con las que hablé personalmente sobre el tema, que recapacitaron con el texto del vídeo. No sé tampoco cómo tomármelo, pues tampoco esperaba confesiones ni disculpas ni alardes. Creo que he plantado una semilla que ha dado frutos y la gente decide cogerlas o no.



¿Cómo eres fuera del Parkour y cómo lo compaginas con el entrenamiento?
Pues la verdad es que soy bastante nostálgico cuando no estoy haciendo Parkour, como que lo echo de menos al instante. Así que de mi vida de estudiante y relaciones familiares y con amigos de aquí y allá, cada vez que tengo un hueco, voy a entrenar, aunque vaya solo.

En más de una ocasión, he tenido que salir de noche porque me lo pedía el cuerpo. Aunque también es verdad que resulto muy vago en invierno, y me quedo mucho en casa entre semana; ocasión que aprovecho para hacer físico.

¿Tienes algún libro, película o algo que te haya ayudado o inspirado en algún momento en referencia a tu entrenamiento o vida en general? ¿Lo recomendarías?
Realmente, no. Inspirarme en lo que puedo llegar a hacer es más sencillo que hacerlo en otros; más gratificante.

En todo caso me han ayudado todas las personas que me he cruzado en la vida, con las que entrené y otras con las que hablé (estén o no en el Parkour). Y así, estoy realmente agradecido por cada persona que aportó una simple palabra a ayudarme a progresar por mí mismo.

¿Qué aconsejarías a toda esa gente que empieza a entrenar?
Paciencia; Constancia; Tolerancia; Informarse; Aprender cada uno a su ritmo, sin prisas; Imaginar e improvisar; Ganas de aprender entrenando, sin más. Paz.

Si te apetece dejar un comentario extra, cualquier cosa…

“Déjalo que fluya… Disfruta”.

Entrevista realizada a Óscar Sánchez Castellón por Dani Sampayo para http://www.umparkour.com/